Esas cosas que nunca te digo

Y sin querer Lo pienso! Se a convertido en dueño de mis pensamientos. Solo pensarlo me eriza la piel, sueño con sentir sus manos acariciando mi cuerpo. Siento que me estoy quemando, he jugado todo a este amor, aún sabiendo que voy a perder. Pero qué importa perder si gano un instante contigo. No pido nada más que volver a tenerte cerca una vez más. Porque sé que el día que te tenga, podremos detener el universo un segundo, unas horas, el tiempo que tú desees subir al extasís infinito entrelazados en una misma piel. Y Si esto es una invitación a que vengas y peques conmigo.