Sigues en mis sueños

Llegaste a abrazarme en mis sueños

Trataba de hablarte de decirte todo lo que se me quedó pendiente.

No pude, mi garganta se cerró y solo pude abrazarte fuerte y darte un beso…

Otra vez desperté.

No voy a mentirme estás allí tan dentro como

La primera vez que me tocaste.

El tiempo no ayuda a olvidarte

O quizá es esta ciudad que ama el recuerdo de nuestro amor.

Le pido a Dios que me ayude a soltarte.