De corazón a corazón

A veces me pregunto que nos diríamos

Si nos pudiéramos hablar al menos una vez con el corazón

Que olvidemos por una vez de la razón, los compromisos, nuestro ego, y nuestros errores.

Que me dirías si dejarás hablar tu corazón

Porque yo aprendí a leer tu alma a través de tus ojos

Y te juro que vi un amor inmenso.

Será que alguna vez podremos decirnos la verdad

Me sobraba la razón y el mundo a tu lado

Me falto una vida a tu lado

Para sentir que en verdad estoy viviendo.

Mis ojos lloran por ti

Mi amor por ti es como una

Bomba de tiempo…

En el Momento menos esperado

Ya no puedo seguir ocultándolo

mi corazón estalla, Mis lagrimas ruedan y se van llevando el peso del sentimiento que me ahoga por dentro y me hacen sentir aliviada por un tiempo.

Hasta que otra vez no resisto y mis ojos vuelven a llorar por ti.

Tu sonrisa

Trataba de dormir,

Mi cellular se encendio

Mi notificación decía tienes recuerdos de hace un año…

Eras tú con tu sonrisa.

Se que no importa todo lo que dicen que dijiste.

Yo conozco la verdad la veía reflejada en tus ojos

Cuando me tenias de frente.

La veía en tu sonrisa siempre que hablábamos

La vi en tu mirada vidriosa cuando tenias que regresar a tu realidad y dejarme a mi.

La verdad tú y yo siempre la sabremos y es lo único que nos queda.

Es la única razón por la que no puedo odiarte.

Porque se que nos amamos como nadie

Y es algo que el mundo y la maldad jamás comprenderán.

Te he amado tanto que quiero que seas feliz,

merecemos un final feliz aunque no sea juntos.

Un día volveré a sonreír de la forma en la que tú también me hacías sonreír.

Por ahora creo que dejaré que tu sonrisa y recuerdo acompañen mis sueños.

Historia

Somos una historia tragica

Llena de capítulos tristes.

Se acabó casi la tinta y aun no se escribe

Un final feliz

Antes que deje de pintar

Quiero escribir uno especial para ti

si tú final feliz no es en mis brazos…

Que haya donde te abracen

Seas feliz que si tú lo eres yo lo estaré por ti.

A M A R

Amar es… saber que es casi imposible, pero seguir intentándolo. Es extrañarte todos lo días y no poder tenerte siempre. Amar es saber que la distancia siempre va ser la excusa perfecta para aplazar acciones, sembrando esperanzas inútiles. Porque amar es reconocer que no siempre se obtiene lo que se da. Amar es muchas veces soltar y marcharse decir adiós para toda la vida aun sabiendo que toda la vida uno va seguir amando.

Amores que nos desgarran

Una historia de amor

Hoy voy a contarte una historia. Una historia de amor infinito, una historia de amor corto que dura una eternidad. Ella no sabía qué tipo de amor era El, si era el amor de su vida, o era el amor verdugo de su alma. Ella veía en el lo más puro, la entrega total de dos seres que desde el primer momento que cruzaron miradas se dieron cuenta que habían encontrado el hogar de su corazón. El la amaba tanto que no le importaba el mundo, él estaba dispuesto si era necesario a construir uno solo para los dos. El para ella era su refugio, su calma. El único hombre capaz de ver sus demonios y coexistir con ellos. El amaba su libertad, su espíritu aventurero, su valor. Ella amaba su calidez, su mirada, esa mirada de sol que hacía desaparecer sus días grises. Ellos se amaban a pesar de los obstáculos, a pesar del tiempo, de las heridas causadas por ser tan diferentes. Ellos se amaban porque en el mundo entero no había alguien que los hiciera sentir tan completos como cuando estaban juntos. Ellos se amaban porque de las mil razones que existían para decirse adiós, existía una más grande que todas, el fuego que surge entre amantes, esa llama inapagable que llaman amor. Porque a pesar de haber probado otras bocas y acariciado otros cuerpos, ninguno había sido capaz de borrar esas huellas que ambos habían marcado en sus cuerpos. Ellos estaban dentro el uno del otro, eran la sangre que corría por sus venas. Eran almas gemelas, y no porque fueran iguales sino porque se complementaban. Pero el destino les tenía una prueba y era que no importaba cuanto lucharán siempre habría algo que los separará. Aunque ambos sabían que eran el uno para el otro, su amor era un sacrilegio. Pero entre sueños rotos y promesas incumplidas, ellos juraron amarse, amarse toda una eternidad porque estaban seguros que si no sería en esta vida sería en otra, quizá con labios distintos y cuerpos extraños, pero con el mismo amor, el mismo fuego, y las mismas miradas. Porque era su sueño, porque nunca dos almas se cruzan y se reconocen la una a la otra y se funden dándose cuenta que an encontrado su hogar. Y eso no lo rompe el destino, no lo separara la distancia, ni lo borra el tiempo. Ellos sabían que la fuerza de ese amor fugaz pero infinito, los haría reencontrarse otra vez.