Un espacio positivo para un infinito de felicidad

La distancia es la salida más corta para “el olvido” pero no existen suficientes kilómetros para alejarnos de los mejores recuerdos. Nos sobran los milímetros para soñar con las posibilidades. a veces quisiera trasladarme a un espacio y despertar en un lugar donde el si tu y yo ya no sea un fuimos o veremos… sino más bien que que sea el nosotros más inmenso del universo. Donde tu y yo se conjugue con la posibilidad de lo eterno.

Que si el tiempo pudiese convertirse en amor yo quiero ser un reloj de arena ⏳ que dé vuelta cada vez que digas que me quieres, así cada granito que cae sería un “te amo” que cae en el hueco causando ecos que gritan tu nombre asiendo de el sinónimo de la felicidad infinita.
~000